Qué está sucediendo con la UNRWA y cuánto depende de los fondos occidentales para su trabajo en Gaza

Las autoridades de la ONU y los organismos de ayuda humanitaria están haciendo un llamado a los países para que reconsideren su decisión de suspender la financiación a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés). Más de una docena de países han suspendido su apoyo a la UNRWA debido a las acusaciones de Israel contra 12 trabajadores de la agencia, alegando que estuvieron involucrados en actividades relacionadas con el grupo extremista Hamás.

La UNRWA es responsable de brindar asistencia humanitaria y de desarrollo en los campos de refugiados de Cisjordania, Gaza, Líbano, Siria y Jordania. Actualmente, la agencia ayuda a más de 5,6 millones de palestinos en los territorios ocupados y en otros países de la región.

La situación en la Franja de Gaza es especialmente preocupante, ya que la región depende en gran medida de la ayuda internacional debido al bloqueo impuesto por Israel desde 2007. La UNRWA ha tenido dificultades para recaudar fondos en los últimos años, especialmente después de que Estados Unidos redujera su apoyo en 2018.

Durante el conflicto armado, la UNRWA ha convertido sus escuelas en refugios y ha brindado asistencia médica y otros servicios básicos a la población afectada. Sin embargo, la suspensión de la financiación por parte de varios países, incluidos Estados Unidos y algunas naciones europeas, puede tener graves consecuencias.

España ha anunciado que mantendrá su apoyo financiero a la UNRWA, pero la Comisión Europea revisará su respaldo en base a los resultados de la investigación interna anunciada por la ONU. La organización ha despedido a nueve de los 12 empleados acusados por Israel y ha anunciado que se les exigirán responsabilidades legales.

READ  Asesinan a tiros a un chef mallorquín y su mujer en su restaurante de Brasil

La suspensión de la financiación a la UNRWA podría dejar a más de dos millones de palestinos en Gaza sin asistencia a finales de febrero. Esto supondría una gran crisis humanitaria en la región y aumentaría la tensión en un área ya volátil.

En este contexto, las autoridades de la ONU y los organismos de ayuda humanitaria hacen un llamado urgente a los países para que reconsideren su decisión y continúen brindando apoyo a la UNRWA. La situación de los palestinos en los territorios ocupados es ya muy precaria, y la ausencia de asistencia podría empeorar aún más su situación y poner en peligro su bienestar y su supervivencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *