Hacer ejercicio reduce hasta un 30% el riesgo de sufrir cáncer y un 20% la mortalidad – Impulsse.la

Realizar ejercicio físico puede reducir hasta un 30% el riesgo de padecer cáncer y casi un 20% la mortalidad una vez la enfermedad es diagnosticada, según estudios científicos. Estos beneficios se han encontrado principalmente en cánceres como el de mama y colorrectal, pero también se extienden a otros tipos como próstata, pulmón, vejiga, endometrio y estómago.

Consciente de la importancia del ejercicio en la prevención y tratamiento del cáncer, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha lanzado una campaña para concienciar a la población sobre estos beneficios. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo el 37,7% de la población adulta en España realiza actividad física regular, mientras que el 27,4% se declara sedentaria.

El objetivo de esta campaña es incrementar el número de personas que practican deporte, no solo para prevenir el cáncer, sino también para beneficiarse durante el tratamiento y evitar recaídas. A medida que se incrementa la incidencia del cáncer en España, con un aumento previsto del 2,6% para el año 2024, es fundamental adoptar medidas para combatir esta enfermedad.

El aumento en la incidencia del cáncer se atribuye al crecimiento de la población, el envejecimiento y los hábitos de vida poco saludables, como el sedentarismo, las dietas poco saludables y el consumo de alcohol y tabaco. Por lo tanto, promover la práctica regular de ejercicio físico no solo puede prevenir el cáncer, sino también mejorar la calidad de vida de las personas afectadas y reducir la mortalidad.

La SEOM insiste en que el ejercicio debe formar parte de un estilo de vida saludable, junto con una alimentación equilibrada y evitar el consumo de sustancias nocivas. Es importante recordar que cualquier tipo de actividad física, desde caminar a diario hasta practicar deportes más intensos, puede tener un impacto positivo en la prevención y tratamiento del cáncer.

READ  Cuántas bacterias hay en un beso: esto es lo que duran en tu boca

En resumen, el ejercicio físico se ha demostrado como una herramienta eficaz para reducir el riesgo de padecer cáncer y mejorar la supervivencia una vez diagnosticada la enfermedad. Es responsabilidad de cada individuo tomar conciencia de la importancia de mantener una vida activa y saludable, y de las autoridades promover políticas que fomenten la práctica regular de ejercicio en la población. Solo de esta manera podremos hacer frente al creciente problema del cáncer en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *