‘Fue una explosión de violencia con 20 puñaladas’: Ángel Moya revela claves del crimen de Castro-Ur

Reportaje: Jóvenes que supuestamente asesinaron a su madre en Castro-Urdiales afirman que no fue premeditado

En un evento que ha conmocionado a la comunidad de Castro-Urdiales, dos jóvenes han sido acusados de matar a su madre. Sin embargo, según el periodista de Okdiario, el crimen no fue premeditado y tuvo lugar en un contexto de educación extremadamente estricta.

Los vecinos de la urbanización donde vivía la familia escucharon gritos y golpes provenientes de la vivienda, pero no le dieron importancia pensando que se trataba de una discusión familiar más. No imaginaban que se estaba llevando a cabo un trágico suceso.

Según los reportes, el desencadenante de la agresión moral que finalmente llevó a la muerte de la madre fue una discusión por las notas escolares de los jóvenes. Durante el altercado, la madre presuntamente agarró del cuello a su hijo, lo que provocó que este reaccionara de manera violenta. Posteriormente, el joven, en su declaración ante la Fiscalía, mencionó que el maltrato era habitual en el hogar.

Sin embargo, es importante destacar que no existen testimonios ni denuncias previas por malos tratos que respalden las supuestas lesiones que los menores presentaban. Este hecho ha generado dudas en torno a la versión de los acusados y ha dejado a muchos desconcertados sobre los hechos reales que llevaron al trágico desenlace.

Después del crimen, los dos jóvenes sorprendieron a todos al dirigirse a tomar un ColaCao con unas palmeras de chocolate, como si nada hubiese pasado. Incluso intentaron mover el cadáver, pero al temer que el coche fallara, decidieron abandonarlo en el lugar y arrojar el teléfono de la madre en un parque cercano.

READ  La falta de oportunidades impulsa a los jóvenes hacia el narcotráfico como única salida: un duro reflejo

El caso dio un giro sorprendente cuando se descubrió que los jóvenes habían cogido el teléfono de la abuela, pero posteriormente decidieron deshacerse de él y no mantener contacto con ninguna otra persona.

Este suceso ha dejado a la comunidad en shock y ha generado un debate sobre la responsabilidad de los menores y la influencia del entorno en su comportamiento. Las investigaciones continuarán para esclarecer los hechos y determinar las consecuencias legales que enfrentarán los jóvenes acusados por este terrible crimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *