Científicos advierten sobre la enfermedad del venado zombi: «Puede ser un desastre para los humanos»

Científicos advierten sobre la enfermedad del venado zombi, conocida como caquexia crónica, que afecta a ciervos y podría convertirse en un riesgo para los humanos. La caquexia crónica se ha detectado en más de 800 muestras de ciervos y alces en Wyoming, y se ha confirmado su presencia en el Parque Nacional de Yellowstone.

Aunque no hay casos conocidos de transmisión a humanos, los científicos advierten sobre la posibilidad y la importancia de estar preparados. Los temores relacionados con enfermedades zoonóticas han aumentado debido a la pandemia de COVID-19 y al impacto del cambio climático y la deforestación.

La enfermedad del venado zombi provoca síntomas como babeo, letargo, tropiezos y una mirada perdida en los ciervos antes de llevar a la pérdida de peso y la muerte. La caquexia crónica ha sido detectada en otros países como Canadá, Noruega, Finlandia, Suecia y Corea del Sur.

Aunque la transmisión entre humanos aún no se ha confirmado, científicos canadienses han demostrado que la enfermedad es posible en primates. La enfermedad se contagia por el contacto con fluidos corporales, tejidos y alimentos contaminados.

Los síntomas pueden tardar hasta un año en desarrollarse y afectan al cerebro y al sistema nervioso. Los CDC recomiendan a los cazadores que sometan la carne de venado o alce a pruebas para detectar la enfermedad antes de consumirla.

Aunque el riesgo de transmisión a humanos es incierto, la comunidad científica está tomando precauciones y pidiendo preparación por parte de los gobiernos.

Científicos advierten sobre la enfermedad del venado zombi

La caquexia crónica, también conocida como la enfermedad del venado zombi, está preocupando a los científicos y a la comunidad en general. Esta enfermedad afecta a ciervos y alces, y se ha detectado en más de 800 muestras en Wyoming, Estados Unidos. Además, se ha confirmado su presencia en el Parque Nacional de Yellowstone.

READ  Los niños sanos de entre 6 meses y 5 años podrán vacunarse por primera vez de la gripe

Aunque hasta el momento no se han registrado casos de transmisión a humanos, los científicos advierten sobre la posibilidad de que esto ocurra. Esto se debe a que enfermedades zoonóticas, como la COVID-19, han generado un mayor temor y conciencia sobre los riesgos asociados a la interacción entre humanos y animales. Asimismo, el cambio climático y la deforestación también han contribuido a aumentar los temores relacionados con la propagación de enfermedades.

La caquexia crónica causa diversos síntomas en los ciervos, como babeo, letargo, tropiezos y una mirada perdida antes de la pérdida de peso y la muerte. Esta enfermedad también ha sido detectada en otros países como Canadá, Noruega, Finlandia, Suecia y Corea del Sur.

Aunque aún no se ha confirmado la transmisión entre humanos, científicos canadienses han demostrado que la enfermedad es posible en primates. La caquexia crónica se contagia a través del contacto con fluidos corporales, tejidos y alimentos contaminados.

Los síntomas de esta enfermedad pueden tardar hasta un año en desarrollarse y afectan principalmente al cerebro y al sistema nervioso de los animales infectados. Ante esta situación, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan a los cazadores someter la carne de venado o alce a pruebas para detectar la enfermedad antes de su consumo.

Aunque aún no se sabe con certeza el riesgo de transmisión a humanos, la comunidad científica está adoptando precauciones y enfatizando la importancia de la preparación por parte de los gobiernos. Esta situación nos recuerda la importancia de mantener una estrecha vigilancia sobre las enfermedades que afectan a animales y estar preparados para prevenir su propagación a especies humanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *