El dólar está bajo presión debido a que los inversores son optimistas sobre el crecimiento

El dólar está en su tramo más largo, con nueve meses de ganancias en una canasta de pares, luego de que los inversionistas en abril se mostraran optimistas sobre las perspectivas de crecimiento global, bajando el tipo de cambio durante cuatro semanas seguidas.

Las recesiones siguieron a una racha estable en marzo cuando la recuperación económica de EE. UU. Impulsó las expectativas de que el aumento de la inflación podría empujar a la Reserva Federal a revertir su política auxiliar, impulsando los rendimientos de los bonos y aumentando el dólar frente a otras monedas importantes.

Tras señalar que los inversores creen que la recuperación de la economía mundial no se está quedando atrás, el índice del dólar cayó un 2,7 por ciento en un mes para cotizar a 90,98 dólares, mientras que las divisas con fuertes correlaciones con los precios de las materias primas volvieron. El euro subió un 3 por ciento a 1,20 dólares el barril, y el real brasileño fue la moneda con mejor desempeño del mes.

Aunque la eurozona cayendo en declive En el primer trimestre, los analistas esperan que la actividad en el bloque aumente gradualmente a medida que se unen los programas de vacunación y se reabren las economías.

“El regreso de la inflación global, no solo de Estados Unidos, es la principal razón por la que hemos visto caer el índice del dólar en abril”, dijo Kamakshya Trivedi, estratega de Goldman Sachs.

“En los próximos meses, debemos comenzar a frenar las restricciones monetarias europeas. Esperamos más ganancias estables en los precios del petróleo y el cobre, lo que debería mantener al dólar en un segundo plano”, agregó.

READ  Ikea dejará de imprimir su legendario catálogo en 70 años

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ay Powell, el miércoles buscar flexibilizar el programa de compra de activos de la Fed, haciendo hincapié en que la postura política llegó para quedarse.

“Simplemente llegó a nuestro conocimiento entonces. “Dudamos que sea sostenible, pero tenemos que aceptarlo por ahora”, dijeron analistas de Bank of America en un comunicado.

Los datos del primer trimestre muestran que la brecha entre el crecimiento de EE. UU. En Europa sigue siendo grande, con la eurozona cayendo un 0,6 por ciento y EE. UU. registrado 1,6% de su crecimiento del PIB.

Sylvia Dal’Angelo, economista senior de Federated Hermes, dice que es probable que la economía de Estados Unidos mejore en los próximos dos trimestres, pero que la eurozona “debería comenzar en el tercer trimestre”, cuando el dólar se vuelve menos atractivo:

Algunos analistas, sin embargo, no están convencidos. Wynn Tin, jefe de estrategia monetaria global de Brown Brothers Harriman, dijo que es poco probable que la eurozona encaje con la expansión de la economía estadounidense este año, lo que provocaría que la federación desacelere sus compras de activos antes que Europa.

“Un factor que cita la fortaleza reciente del euro es la creciente expectativa de que las disputas económicas se intensifiquen en el segundo trimestre և a partir de entonces. Sin embargo, simplemente no lo vemos “, dijo. “El BCE tendrá que mantener un ritmo acelerado de compras de activos durante mucho más tiempo de lo esperado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *